La ganadería regenerativa, una solución para afrontar diversos problemas medioambientales

El ganado «no es el enemigo» del medioambiente sino al contrario «puede ser la mejor alternativa» para afrontar problemas como la desertificación, la pérdida de biodiversidad, los incendios forestales o la contaminación del agua, como muestra el cineasta Francisco Vaquero en su documental «Ganado o Desierto».

La obra del director extremeño pone en valor la ganadería extensiva analizando la técnica del Manejo Holístico del ecólogo zimbabuense Allan Savory, protagonista del largometraje, que permite entre otras cosas reducir la huella de carbono agrícola e incrementar la biodiversidad.

«Cuando el suelo es pobre, la gente es pobre», explica Vaquero en una entrevista con EFE, pero esto se puede solucionar «con una planificación holística» de la producción agrícola, sobre todo en países como España, el que mayor riesgo de desertificación padece en Europa según varios estudios.

«La idea primigenia del documental era grabar la gira de Manejo Holístico de Savory en la península ibérica» y para ello su productora Metáfora Visual filmó sus charlas, además de a otros expertos en la materia, examinando la idea de Savory de «volver a sacar al ganado a pastar» para mejorar el «reservorio de carbono que se encuentra en el humus», la capa superior del suelo con actividad orgánica.

La conclusión es que «la trashumancia tiene un papel esencial» y que «no hace falta tener tierras» para aplicar su método, sino crear «una simbiosis entre ganaderos y agricultores independientes» en la que «todos ganan, ya que no hay que echar de comer al ganado y el suelo se regenera cuando los animales se alimentan».

Además de los positivos efectos ambientales, «lo que más atrae a agricultores y ganaderos de este sistema es lo económico», porque reduce o elimina la «dependencia de insumos, agua, etc.», asegura Vaquero.

El cineasta no esconde sus críticas hacia la moda de suprimir la carne de la dieta con la excusa de que es beneficioso para el medioambiente porque «precisamente el ganado es necesario para acabar con los efectos en el suelo del cambio climático».

Lo que sí es perjudicial son algunos tipos de agricultura como la industrial «que matan millones de insectos, fundamentales para la vida», pero técnicas como la del Manejo Holístico permiten una actividad regenerativa y beneficiosa para el entorno natural: «lo esencial es que el ganado paste, terreno hay de sobra».

En este sentido, el cineasta pide ayudar a estos ganaderos como sucede por ejemplo «en los supermercados de EE.UU., donde avisan en las estanterías si se trata de carne industrial, de extensivo normal o regenerativa (Manejo Holístico)» para favorecer su comercialización.

En España «existen los sellos Bio o Eco» pero en su opinión no reflejan la realidad e incluso pueden «ser mentira y al fin y al cabo lo único que haces es pagar por ello», lo que afecta también a «la industria láctea, que es bastante corrupta» ya que dejan al pequeño empresario agrario sin opciones de crecimiento en beneficio de la gran industria.

Por ese motivo «muchos productores» prefieren agruparse en webs como lacarnedepasto.com para vender pollo, cerdo ibérico, ternera o pavo criados de una forma respetuosa para los animales y el medioambiente.

En la película, el espectador conoce algunos ejemplos de Manejo Holístico en localidades de toda España y «los primeros planos de la película son en mi pueblo, Cabeza de Buey (Badajoz)» porque «mi abuelo era trashumante, así que parece que este documental estaba destinado a ser dirigido por mí».

Estrenado en Mérida hace unos meses, el largometraje tendrá una proyección internacional en Chile y estos días llega a Madrid además de a otras grandes urbes como Sevilla, Valencia o Bilbao y localidades más pequeñas como Biescas (Huesca) o Candeleda (Ávila) porque «es importante que se vea en las ciudades, que suelen estar desconectadas de la realidad del mundo rural».