La población de aguiluchos laguneros aumenta en el Parque Natural del Prat de Cabanes-Torreblanca

La población de aguiluchos laguneros ha aumentado en el Parque Natural del Prat de Cabanes-Torreblanca. Así, los técnicos de la Dirección General del Medio Natural de la Conselleria de Medio Ambiente, Agua, Infraestructuras y Territorio han contabilizado un total de 22 ejemplares y 75 nidos, en los que han marcado con anillas a 151 pollos.

El director general de Medio Natural y Animal, Raúl Mérida, ha explicado que “los datos recogidos en el censo de enero de 2024 certifican la tendencia al alza de la presencia de esta ave rapaz en peligro de extinción”. 

Además, Mérida ha indicado que el “aumento de la población es el mejor indicador del buen estado del humedal del parque, el cual mantiene sus características naturales prácticamente inalteradas”.

Asimismo, el director general ha destacado que “la localización de nidos es una tarea difícil que requiere muchas horas de observación, dado que el aguilucho lagunero prefiere instalar los nidos en grandes extensiones de carrizo, referentemente alto, lejos de construcciones y caminos”.

Esta especie, que históricamente nidificaba en muchos humedales de la Comunitat Valenciana, dejó de hacerlo a mediados del siglo XX, si bien durante el invierno era común su presencia en las zonas lacustres, aunque no criaba en ellas.

De hecho, el Parque Natural del Prat de Cabanes-Torreblanca fue el último humedal donde se certificó una nidificación (en 1985) y también donde, en el año 2000, se iniciaron los planes para la recuperación de la especie que, año tras año, ha ido aumentando su presencia.