La Policía Local de Valencia intensifica el trabajo en las calles para proteger a los peatones

La Policía Local de València ha intensificado el trabajo en las calles de la ciudad para mejorar la seguridad de los peatones y entre los meses de junio y septiembre ha interpuesto 7.300 denuncias por circular o estacionar en paseos, aceras y zonas peatonales.

Entre las denuncias que los agentes han puesto para corregir conductas que afectan de manera directa a la seguridad de los peatones, destacan las 2.500 denuncias por estacionar sobre un paseo o zona peatonal, las 3.060 por estacionar encima de la acera y las 736 por ocupar estos espacios e impedir el paso de peatones. En total, sólo por estos tres conceptos, se superan las 6.000 denuncias.

También cabe destacar las 233 sanciones por estacionar en pasos de cebra, las 170 por estacionar en zonas señalizadas para peatones o las 63 por circular por zona peatonal, según datos hechos públicos por el Ayuntamiento.

Otro de los conceptos en los que se ha redoblado el esfuerzo es en el control de los estacionamientos que constituyen un grave riesgo para los peatones, un concepto en el que se han llevado a cabo 106 denuncias.

Para el consistorio, la seguridad de las personas debe de ser uno de los ejes para mejorar la seguridad vial, más aún en un momento en que los diferentes vehículos tanto de motos como de movilidad personal comparten, en muchos casos, los diferentes espacios con los viandantes.

El concejal de Seguridad Ciudadana y Movilidad, Jesús Carbonell, ha señalado que «en un momento, como el actual, en el que las zonas peatonales y las zonas destinadas a la circulación de vehículos se comparten entre los viandantes, los vehículos de movilidad personal, las bicicletas y los vehículos de motor, es necesario que desde el Ayuntamiento trabajemos para garantizar la seguridad de los peatones, que son los más vulnerables».

Para ello, Carbonell ha indicado que tanto desde Movilidad como de Policía Local trabajan «para concienciar a los conductores para que respeten las zonas peatonales y pongan especial atención en los lugares con los que estas zonas comparten su espacio, como son los pasos de peatones, las entradas a los garajes o los carriles bici».

Por este motivo, la Policía Local «está intensificando el control de estas zonas, corrigiendo las conductas que resultan de mayor riesgo para los viandantes, e informando a los conductores y peatones de la necesidad de respetar los espacios y aumentar la atención», ha apuntado Carbonell.