La reserva de agua cierra el año con 1.000 hm³ más que en 2022, pero por debajo de la media de los últimos 10 años

 La reserva hídrica española se sitúa al 46,1 % de su capacidad, con unos embalses que almacenan casi 1.000 hectómetros cúbicos más que hace un año, pero muy por debajo de la media de los últimos 10 años.

A día de hoy, los embalses acumulan 25.831 hectómetros cúbicos cifra que supera los 24.862 hm³ que había en 2022 en estas fechas, aunque se aleja de la media de la década, que es de 29.533 hectómetros cúbicos.

Las precipitaciones de los últimos días han sido escasas en la vertiente atlántica y muy escasas en la mediterránea.

 La máxima se ha registrado en San Sebastián, con 71,6 litros por metro cuadrado, según los datos publicados por el Ministerio para la Transición Ecológica (Miteco) que detallan que la reserva ha disminuido en la última semana en 109 hm³ (el 0,2% de la capacidad total actual de los embalses).

De un total de dieciséis cuencas, ocho de ellas tienen sus embalses por encima del 60 por ciento de su capacidad; Las grandes cuencas como el Duero, Ebro y Tajo se encuentran en el 59,3 %, 62,7 % y 60,2 %, respectivamente.

Las zonas más deficitarias siguen siendo el sur y el nordeste. La cuenca del Guadalete-Barbate se encuentra en el 14,5 %; la del Segura, en el 19,1 %; la del Guadalquivir y la Mediterránea Andaluza, al 19,3 y 19, 2 por ciento respectivamente, mientras que las internas de Cataluña se encuentran al 17,1 % de su capacidad.

En el lado opuesto destaca Galicia Costa, al 87,9 % de su capacidad total seguida de la del Cantábrico oriental, 86,3 %; las internas del País Vasco, al 81 % y Miño-Sil, al 78,4 %.