La Unió pide a la Generalitat que localice y revise los pozos de sequía porque son «un recurso para los agricultores»

La Unió Llauradora i Ramadera ha solicitado a la Conselleria de Agricultura que localice y revise todos los pozos de sequía de la Comunitat Valenciana, porque «se trata de los recursos que los agricultores y ganaderos tienen a su alcance para minimizar de forma inmediata el grave problema de falta de agua en determinadas zonas».

Según el sindicato, hay una escasez de precipitaciones y temperaturas elevadas que «amenazan la estabilidad del sector agrario, generando un impacto muy negativo en la rentabilidad de las explotaciones y causando pérdidas económicas considerables».

Por este motivo, la organización señala que los pozos de sequía garantizarían la disponibilidad de recursos hídricos adicionales, aunque avisan, ante la amenaza futura, que es necesario comprobar cuántos hay y en qué estado se encuentran.

Además, han remitido un escrito al conseller de Agricultura, José Luis Aguirre, donde le instan a revisar todos los pozos de sequía en la Comunitat Valenciana para evaluar su condición y eficacia.

Para que se asegure el abastecimiento, han reclamado el mantenimiento preventivo y las reparaciones necesarias en dichas infraestructuras para que pongan en funcionamiento de manera inmediata cuando sea necesario.

También han pedido legalizar todos aquellos pozos de sequía existentes que serán esenciales para garantizar el suministro de agua en las explotaciones agrarias.

Para el sindicato, esta acción proporcionaría «una base legal para su uso y evitaría posibles complicaciones futuras».

Por otra parte, han informado de que los embalses de la cuenca del Júcar están por estas fechas (1.400 hm3) bastante por debajo de las cifras del año pasado (1.738 hm3) e incluso inferiores a la media de los últimos diez años (1.416 hm3).

El sistema Marina Baixa-Serpis en Alicante está al 28,42 % y el de Palancia-Mijares/Senia de Castellón se encuentra al 31,28 %. La situación es mejor en el sistema del Júcar con el 51,23 % y del Turia con el 54,31 %.

Finalmente, en la cuenca del Segura se encuentran ahora en niveles «muy bajos» (212 hm3), casi a la mitad de 2023 (394) y muy inferior a la media de la última década (456 hm3).

En total, añaden, los embalses estarían al 18,6 % de su capacidad. 

InfoSOS, por un mundo sostenible.