La UPV desarrolla una embarcación con propulsión solar e hidrógeno verde autónoma y accesible

Un equipo de la empresa Marine Systems and Robotics SLNE, con la participación de MARINEROB, Spin off perteneciente al programa spin de la Universitat Politènica de València (UPV), ha desarrollado una embarcación solar sostenible propulsada por hidrógeno verde y accesible para personas con movilidad reducida.

También ha creado un nuevo prototipo de vehículo autónomo subacuático con múltiples aplicaciones en el entorno marino, que pueden ir desde el seguimiento de animales marinos hasta la vigilancia de fronteras o el control de tráfico marítimo, ha informado a UPV.

La embarcación está dotada con diferentes tecnologías que permiten la maniobra de manera autónoma, semiautónoma o asistida de modo remoto.

Además, incorpora avanzados sistemas basados en inteligencia artificial y realidad aumentada, que facilitan, en una de sus versiones, que personas con dificultades de movilidad puedan utilizarla de manera autónoma e independiente, con seguridad y fiabilidad.

«La embarcación puede ser asistida de modo remoto de forma que, ante cualquier circunstancia, se puede tomar el control desde el exterior y realizar todas las maniobras que sea necesarias», destaca Javier Busquets Mataix, CEO de MARINEROB e investigador de la Universitat Politècnica de València.

Entre sus aplicaciones, puede utilizarse para el estudio de zonas marinas protegidas, la gestión automatizada de tráfico marítimo u operaciones de larga duración en el entorno marino, entre otras.

Además, también se podría emplear como embarcación nodriza para el despliegue de los vehículos autónomos submarinos, como los desarrollados también por MARINEROB.

«Estos vehículos se pueden utilizar para múltiples aplicaciones, como la monitorización de espacios naturales y la detección y seguimiento de animales marinos, pero también para la vigilancia de fronteras, control de tráfico marítimo etc», destaca Busquets.

El investigador asegura que se trata de vehículos que «pueden permanecer mucho tiempo sumergidos en el océano y, en caso de requerimientos, maniobrar de manera ágil para posicionarse y poder realizar operaciones de todo tipo, adaptadas a lo que se requiera, tanto en inmersión como en superficie».

Actualmente, estos vehículos pueden operar a 1.500 metros de profundidad, y la versión costera se ha diseñado para 200 metros de profundidad, con lo que cubre la mayoría de la plataforma continental.

Dos de estos modelos -uno para plataforma oceánica y otro para alta profundidad- se están utilizando en el proyecto INTEMARES, en el que participa la UPV en varios de sus proyectos pilotos, uno de ellos centrado en la validación de nuevas tecnologías innovadoras para el estudio, monitorización y observación de zonas marinas protegidas.

Gracias a estos desarrollos, Marine Sytems And Robotics fue galardonada en los premios LLAMP 3i, unos galardones que tienen el objetivo de dar visibilidad a empresas emergentes que, a través de sus propuestas y actividad, generan un mayor impacto positivo en la sociedad.

La empresa impulsada por Javier Busquets obtuvo el tercer premio en la categoría de innovación en impacto social, según las mismas fuentes.