Las bolsas recicladas de Mercadona, un ejemplo de economía circular

La Estrategia 6.25 de Mercadona tiene un triple objetivo para 2025: reducir un 25% de plástico en los envases propios, conseguir que todos los envases de plástico sean reciclables y reciclar todo el residuo plástico.

Para ello, la compañía ha desarrollado diferentes estrategias como la reutilización y reincorporación de material reciclado para disminuir el uso de recursos naturales y fomentar la economía circular.

Un ejemplo de ello son las bolsas sostenibles de Mercadona disponibles en cajas, servicio a domicilio y Mercadona Online. Todas ellas son bolsas, reutilizables y reciclables que se fabrican a partir del film plástico recuperado de las tiendas y almacenes de la compañía.

El personal de tiendas y de logística se encarga de recoger y separar este material y, con la ayuda de los proveedores Plasbel, Plascan y Eversia, se recicla para darle una segunda vida. De este modo, la compañía transforma estos residuos en un nuevo recurso que es aprovechado y reintroducido en sus propios procesos, cerrando el circuito de economía circular y alargando su vida útil.

InfoSOS, por un mundo sostenible.