Las energías renovables reducen un 50% el consumo en el castillo de Santa Bárbara y Mercado Central de Alicante

El Ayuntamiento de Alicante ha reducido en un 50% su consumo anual de energía en el castillo de Santa Bárbara y el Mercado Central, al sustituir 1.811 luminarias interiores y exteriores por tecnología LED más eficiente que permiten generar un importante ahorro y logran dejar de emitir a la atmósfera 270 toneladas de CO2 cada año. La actuación se ha ejecutado dentro de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado Edusi Alicante y ha sido elegida como una buena práctica y ejemplo nacional ante el Ministerio de Hacienda.

Con una inversión de 1,2 millones de euros de fondos europeos, el 50% asumida con financiación de fondos FEDER, el Ayuntamiento ha podido ejecutar una importante mejora de la eficiencia energética en la ciudad que tiene como grandes ventajas, además del menor consumo y el consiguiente ahorro para las arcas municipales, un efecto medioambiental positivo importante ya que deja de emitir cientos de toneladas a la atmósfera de CO2 cada año.

Según ha explicado el Jefe del Departamento Técnico de Alumbrado del Ayuntamiento de Alicante, Sergio Peinado, con esta intervención se logrado “instalar 1.811 luminarias, 861 en el Mercado y castillo, y otras 950 en las calles de los barrios de San Antón y Carolinas Bajas, que pertenecen al territorio Edusi en los barrios ubicados entre los dos castillos de Alicante”.

El concejal de Presidencia, Planes Estratégicos y Gestión de Fondos y Proyectos Europeos, Antonio Peral, ha resaltado los buenos resultados de esta inversión señalando que con ella “el Ayuntamiento ha conseguido ejecutar un Plan de acción histórico de eficiencia energética de los más importantes de España, cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, fomentar la implantación de energías renovables y reducir el consumo energético”.

“El resultado obtenido ha sido el 50% de ahorro del consumo que había antes, que son unos 580.000 Kw hora al año y que suponen unas 270 toneladas de CO2 al año menos de emisión a la atmósfera”, ha destacado el técnico municipal de alumbrado.

De esta forma “el objetivo -continúa la edil Antonio Peral- es avanzar en el Ayuntamiento en llevar adelante efectivas políticas que fomenten el autoconsumo mediante el uso de energías renovables y ahorrar en la factura dando ejemplo también desde las administraciones públicas para la consecución de una sociedad más sostenible”.

La iluminación ornamental se convierte en reclamo turístico

La iluminación ornamental permite, además, convertir en reclamos turísticos ambos edificios, en línea con otras ciudades, para que estas infraestructuras se puedan iluminar con determinados colores en función de efemérides y acontecimientos señalados. Otras ventajas son el control remoto de encendido y apagado, la mejora del confort visual para la ciudadanía, o la mejora del índice de reproducción cromática.

El edil Antonio Peral concluyó que con estas obras “se logra un doble resultado porque se da continuidad a la mejora de la eficiencia energética y se refuerza el encanto y el potencial turístico del centro neurálgico de la ciudad con la iluminación del emblemático castillo de Santa Bárbara y el Mercado Central”.

Por su parte el técnico municipal, Sergio Peinado, aseguró que “la iluminación ornamental en las fachadas de ambos monumentos permite poner en valor e iluminar los edificios con distintos colores, y formar parte de una ruta nocturna por la ciudad para visitar los monumentos iluminados”.

InfoSOS, por un mundo sostenible.