Las lluvias aumentan las reservas del Júcar y del Segura pero aún continúan muy por debajo de la media

Las últimas lluvias han aumentado las reservas de agua de los embalses del Júcar en cuatro décimas y las del Segura en 1,9 puntos, muy por debajo de la media española, que se ha situado en el 5,3 %, según los datos facilitados por el Ministerio para la Transición Ecológica.

Las reservas del Júcar han aumentado en 11 hectómetros cúbicos hasta el 52,6 por ciento de su capacidad total y sus 1.498 hm3 almacenados están 255 hm3 por debajo de la cifra del año pasado en estas fechas y son 10 hm3 menos que la media de los últimos diez años.

En el Segura, sus reservas han aumentado 22 hm3 hasta el 22,8 % de su capacidad, y sus 260 hm3 almacenados son 149 menos que el año pasado y 235 menos que la media de los últimos diez años.

Según los datos del Ministerio, en España, la reserva de agua en los embalses se sitúa en el 63,1 %, con 35.375 hectómetros cúbicos (hm³), 2.968 más que la semana anterior.

Durante la Semana Santa las precipitaciones superaron los 100 litros por metro cuadrado en amplias zonas del sur peninsular, puntos del centro, Galicia y Pirineos, lo que supone más del triple de lo normal para esos días en casi todo el país.

La excepción sin embargo a la situación de estos días se ha dado en el extremo oriental peninsular, Cantábrico y sur de Canarias.

Cabe destacar la cuenca del Guadalquivir, que ha subido más de 1.000 hectómetros cúbicos y ha pasado del 30 % de la semana pasada al 42,9 % actual, según datos del Ministerio para la Transición Ecológica.

Entre las cuencas más deficitarias aunque han mejorado en los últimos días, siguen estando las de Cataluña, que están al 16,4%; el Segura, al 22,8 por ciento; la Mediterránea Andaluza, al 26,9 por ciento y la de Guadalete-Barbate, al 27,2 por ciento.

Hace una semana el volumen de agua respectivamente en esas cuencas era el siguiente: las cuencas internas de Cataluña estaban al 15,5 %; Segura, al 20,9 por ciento; la cuenca Mediterránea Andaluza, al 22,3 por ciento; y Guadalete-Barbate, al 21,4 por ciento.

Las lluvias de los últimos días han incrementado aun más los niveles de agua en las cuencas más próximas al limite de su capacidad.

Así destacan los niveles del Cantábrico Oriental, al 93,2 por ciento; las del País Vasco, al 90,5 por ciento; Galicia Costa, al 87,3 por ciento y el Miño-Sil, al 86,9 por ciento.

Los grandes ríos peninsulares también han seguido incrementando sus cantidades de agua acumulada; el Duero se encuentra en el 86,4 %; el Tajo en el 76,6 por ciento; el Ebro en el 73 %. Hace tan solo una semana los niveles en dichas cuencas en ese mismo orden respecto a su capacidad total eran los siguientes: 82,5 %; 71,6 % y 71,2%.

En estos momentos los 35.375 hectómetros cúbicos de agua embalsada representan ya prácticamente la media de la década en esta época, cuya cifra es de 35.526 hectómetros cúbicos.

Por estas fechas el año pasado la reserva de agua era de 28.886 hectómetros cúbicos.

 Por comunidades, Navarra está al 95 por ciento de su capacidad de agua embalsada y destacan también los altos niveles del recurso en toda la mitad occidental, salvo Cantabria, que está al 43,1 por ciento de su capacidad.

En la comunidad de Madrid las reservas están al 87,92 por ciento, en Galicia al 87,14; en Castilla y León, al 86,2 por ciento.

En el lado opuesto, Murcia está al 27 por ciento; Andalucía al 39,75 % y la Comunitat Valenciana al 41,21 por ciento.

Desde la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) detallan que este marzo se han recogido alrededor de 120 litros por metro cuadrado, lo que ha propiciado que las cuencas del oeste peninsular hayan salido de la sequía meteorológica en la que se encontraban.

Considerando las lluvias a un año, las cuencas del norte, noroeste, Duero, Tajo, Guadiana y Guadalquivir han salido de la sequía, aunque si se tiene en cuenta la lluvia de los tres últimos años, (sequía de larga duración), la escasez de lluvias persiste en buena parte de España.

En amplias zonas de la península, las precipitaciones mensuales superaron el doble de lo normal, llegando a superar el triple en Andalucía y Castilla-La Mancha; por el contrario, en el área de levante, puntos del Cantábrico y de los archipiélagos, en cambio, fue un mes seco.

InfoSOS, por un mundo sostenible.