Las reservas de agua embalsada siguen a la baja, con un 18,9%, y se agrava la sequía en el campo

En la Comunidad Valenciana, la cuenca del Segura está bajo mínimos. Con una capacidad de 1.140 hectómetros cúbicos de agua embalsada, apenas alcanza esta semana los 216 hm3, lo que supone un 18,9% del total. Para colmo, sigue sin llover y la sequía está arruinando el campo, con graves caídas en la producción de frutas y hortalizas.

Los embalses españoles se encuentran al 45,7 % de su capacidad, 0,4 puntos porcentuales menos que hace una semana, con lo que la reserva hídrica del país comienza el año encadenando dos semanas consecutivas a la baja, según los datos publicados este miércoles por el Ministerio para la Transición Ecológica.

En total, los pantanos del país almacenan 25.588 hectómetros cúbicos (hm³) de agua, 243 hectómetros cúbicos (el 0,4 % de su capacidad total) menos que hace siete días.

La reserva de agua se sitúa también por debajo de la registrada la misma semana de 2023, cuando rozaba el 46,4 %; y a la media de los últimos diez años, fijada en el 54 %.

Según los datos facilitados por el Ministerio para la Transición Ecológica, en la última semana las precipitaciones afectaron a la vertiente Atlántica y fueron prácticamente nulas en la vertiente Mediterránea. La máxima se produjo en A Coruña, con 72,6 mm.

Al frente de las cuencas más afectadas por la sequía se mantienen Guadalete-Barbate, al 14,5%; Guadalquivir, estable en el 19,3 %, y Mediterránea Andaluza, que cae del 19,2 al 18,8 %, junto a las cuencas internas de Cataluña, en las que la reserva desciende del 17,1 al 16,8 %.

En el lado opuesto de la tabla, destaca Galicia Costa, con unos embalses al 85,5 % de su capacidad total; seguida de Cantábrico oriental, 84,9 %; internas del País Vasco, 81 %, y Miño-Sil, 78,4 %.