Los grupos ecologistas advierten que la energía eólica marina avanza en regulación pero no en el cuidado del mar

La regulación de la éolica marina avanza en la dirección correcta, han señalado las organizaciones ecologistas, que, sin embargo, consideran insuficiente la conservación del mar, por lo que han presentado observaciones a la norma que regula la producción de esta energía ubicada en el mar.

De esta manera, Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/BirdLife y WWF han asegurado que la regulación de esta energía se aleja de poder garantizar un despliegue de energía renovable marina que sea capaz de asegurar la conservación de los mares y de tener en cuenta a las personas en su desarrollo.

En un comunicado conjunto, los ecologistas explican que, previa publicación del borrador del real decreto, presentaron al Ministerio para la Transición Ecológica una propuesta pionera para asegurar un marco normativo de la eólica marina, cuyo desarrollo fuera compatible con la naturaleza y beneficioso para las personas.

A día de hoy las organizaciones han lamentado que el borrador del real decreto siga dando muy poco peso a los criterios ambientales y sociales en la valoración general de proyectos en las subastas (30 %), e insisten en aumentar el peso de los criterios ambientales hasta el 50 % y los sociales hasta el 25 %.

En este punto, detallan que España cuenta con una plataforma continental marina «excepcionalmente rica en biodiversidad», por lo que es importante asegurar tanto las mejores ubicaciones y los mejores proyectos para evitar potenciales impactos que podrían hacer fracasar el despliegue de renovables en el mar.

Por este motivo, las organizaciones ecologistas solicitan a la vicepresidenta tercera y ministra, Teresa Ribera, ser incluidas en la mesa de trabajo en la que se negociará con los sectores interesados la implantación de la eólica marina en España y, en especial, las localizaciones de los parques.

Las organizaciones destacan la urgencia de lograr la neutralidad climática en la UE y en España no más tarde de 2040, así como de cumplir con el compromiso de proteger al menos el 30 % del espacio marino para 2030 y, para que esto ocurra, ven imprescindible que el despliegue de las renovables, tanto en mar como en tierra, sea ordenado y respetuoso con las personas y la biodiversidad.

En este sentido, y en línea con su propuesta de marco normativo, los ecologistas han presentado de manera prioritaria observaciones al proyecto de real decreto, en las que destacan la validación de los polígonos Zonas de Alto Potencial para el desarrollo de la Energía Eólica marina (ZAPER) delimitados y la adjudicación de derechos en base a criterios sociales y ambientales.

Además han urgido a un desarrollo y resolución del proceso de concurrencia competitiva, a un diálogo público-privado y a la creación de un fondo público para el apoyo socioeconómico y medioambiental.

InfoSOS, por un mundo sostenible.