Manifiestación ambientalista para reclamar mayor ambición climática y el fin de los combustibles fósiles

Unas 780 personas, según datos de la Delegación del Gobierno, se han movilizado por las calles de Madrid para exigir «el fin a los combustibles fósiles y para demandar al Gobierno mayor ambición climática», con motivo de la celebración de la Conferencia de las Partes (COP 28) en Dubái.

Bajo el lema ‘¡Ante la emergencia climática que YA sufrimos: soluciones y no declaraciones’, la manifestación convocada por Fridays for Future-Juventud por el Clima, Alianza por el Clima o Greenpeace, entre otras organizaciones medioambientales, ha transcurrido desde la Puerta del Sol hasta la plaza de Cibeles, donde se ha procedido a leer el manifiesto conjunto.

Durante la concentración, que ha tenido lugar simultáneamente en diferentes ciudades de España, el portavoz de Fridays For Future-Juventud por el Clima, Antón Diego, ha explicado a EFE que «España debe liderar una posición ambiciosa en cuanto a la transición ecológica», algo en lo que ha coincidido la portavoz de Alianza por el Clima, Belén Ortega.

Durante el recorrido, a los manifestantes les ha acompañado un «ticket» simbólico de 30 metros, en el que se refleja, según ha destacado la responsable de Clima y Energía WWF España, Mara Asunción, “el gran coste que pagará el planeta si no conseguimos unos objetivos ambiciosos de reducción de emisiones”.

A esta jornada también han acudido figuras políticas, como ha sido María Pastor, portavoz adjunta de Más Madrid, quien ha criticado al alcalde José Luis Martínez-Almeida por la tala “indiscriminada” de árboles en la ciudad, así como a la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, por “llevar chaquetas que dicen ‘no hay planeta b’, cuando sus políticas actúan como si lo hubiese”.

Por su parte, el coordinador federal de Alianza Verde y ex-diputado de Unidas Podemos en el Congreso, Juantxo López, ha puesto en valor las medidas que deben implantar los Gobiernos, como es el caso de una tarjeta estatal en materia de transporte público o “una mayor ambición en reducción de emisiones”.

Durante la lectura del manifiesto se han dado a conocer las reivindicaciones de las asociaciones, como el fin de los combustibles fósiles, el cuidado el agua como un bien público escaso, el cuidado de la salud de las personas disminuyendo la contaminación atmosférica o la apuesta por la justicia climática, entre otras.