José Vicente Morata: “La sostenibilidad no es una opción ni un coste, es una necesidad”

El presidente de Cámara Valencia, José Vicente Morata, defiende con absoluta convicción que las empresas tienen que ser sostenibles por su propia subsistencia y por competitividad, y aplaude que las pymes valencianas están ganando velocidad en la toma de decisiones en esa dirección. Hemos hablado con él en el 8º Foro de Desarrollo Sostenible – VLC Green Summit’23, organizado por la institución que preside.

La cultura de la sostenibilidad lleva tiempo calando en el mundo empresarial. Pero la gran pregunta que le formulamos al presidente de Cámara Valencia, José Vicente Morata, es si lo está haciendo también entre las pymes o es algo que solo se pueden permitir las grandes empresas. “Ese es el trabajo que hace la Cámara. Queremos que la pyme y la micropyme se dé cuenta de que esto no es una opción, es una realidad y, para que puedan ser competitivos y estar en el futuro, tienen que ser sostenibles”. “Por subsistencia, por competitividad, para poder tener clientes, y es lo que está sucediendo ahora a una velocidad de vértigo. Pero, por supuesto, es necesario también que se impregne de esa cultura sostenible toda la estructura de la empresa y en todas sus variantes: economía circular, la mujer, la obtención de beneficios razonables y devolver a la sociedad parte de lo que te ha dado, por poner algunos ejemplos”.

A este respecto, el presidente de la Cámara matiza que ya antes de la pandemia la tendencia hacia la sostenibilidad ya estaba presente, si bien ahora dicha tendencia “está alcanzando una velocidad de vértigo”.

Preguntado también por si falta más apoyo de la administración en esa transición hacia la sostenibilidad de las pymes, subraya que antes de todo ha de prender esa sensibilización necesaria. “Lo que no podemos creer es que en un futuro va a haber empresas que no sean sostenibles, porque incluso sus propios clientes le van a exigir que para poder venderles deben ser sostenibles. Esto lo estamos viendo ya en muchas pymes que trabajan con multinacionales. No es un tema de que esto me apetece o no me apetece. Igual que se hacen otras cosas en prevención de riesgos laborales o en otra actividad de la empresa, tengo que hacerlo también en sostenibilidad”. “Otra cosa es, ¿hace falta políticas de sensibilización hacia las pymes? Sí, y para eso estamos las Cámaras de Comercio. Trasladamos con nuestra capilaridad a todo el mundo empresarial estas necesidades de que tienen que ser sostenibles. Esto no es una opción, no es un coste, es una necesidad”.

Por todo ello, a juicio de Morata, aquellas empresas que lo hagan bien al final se ahorrarán costes y podrán tener nuevos clientes más fieles. Por eso insiste en que tienen que verlo desde este punto de vista, el de la oportunidad, aunque inicialmente la implementación de una nueva normativa pueda parecer un coste. “Hay que mirar más allá, y más allá es que no tengo futuro si no soy sostenible, si no estoy digitalizado y si no me internacionalizo”.