Nuevo sistema para obtener materiales de alto valor añadido mediante el reciclaje de tejidos de algodón y poliéster

La Conselleria de Innovación, Industria, Comercio y Turismo financia el desarrollo de un nuevo proceso de reciclaje para obtener materiales de alto valor añadido a partir de residuos textiles fabricados con una mezcla de algodón y poliéster. El objetivo es evitar que este tipo de tejidos terminen incinerados o en el vertedero, ante la complejidad de separar y reciclar los distintos tipos de fibra que lo componen a través de métodos convencionales.

Este proyecto estratégico, que pretende impulsar la economía circular en el sector textil, está coordinado por la empresa Bespoke Factory Group y cuenta con la participación del grupo de investigación en Ingeniería Ambiental (GI2AM) del departamento de Ingeniería Química de la Universitat de València, dirigido por el profesor Javier Álvarez; el Consorcio Valencia Interior V3, que gestiona los residuos municipales de 61 localidades del interior de la provincia de Valencia; y el Instituto Tecnológico del Plástico, AIMPLAS.

Los trabajos contemplados en esta iniciativa, denominada Recimap, cuentan con el respaldo de la Agència Valenciana de la Innovació (AVI) y financiación de la Unión Europea en el marco del programa Comunitat Valenciana FEDER para el periodo 2021-2027.

La valorización de estos residuos permitirá obtener poliéster reciclado y ácido láctico, un componente esencial para la producción de bioplásticos PLA, ambos productos con una gran demanda en el mercado.

Según la investigadora de Reciclado Químico en Aimplas, Belén Taroncher, el proyecto contribuirá significativamente a extender la economía circular en este sector, “ya que la cantidad de residuos textiles que se recogerán en los próximos años está en constante aumento, en parte debido a las regulaciones europeas relacionadas con la responsabilidad ampliada del productor.” Taroncher ha añadido que “esto plantea la necesidad de encontrar soluciones efectivas para estos residuos y brinda oportunidades a las empresas valencianas para mejorar su competitividad”.

Proceso más sostenible

En concreto, la iniciativa explora una innovadora vía de reciclaje que permite la separación selectiva de las mezclas de algodón y poliéster mediante la síntesis y el uso de líquidos iónicos, una alternativa más sostenible desde el punto de vista ambiental a los disolventes tradicionales.

Las fibras de poliéster se reciclarán utilizando técnicas mecanoquímicas para obtener poliéster reciclado, mientras que la fracción de algodón se utilizará, mediante un proceso de fermentación, en la producción de ácido láctico, un componente muy apreciado para la fabricación de plásticos derivados de vegetales y, por tanto, más sostenibles.

Desde Aimplas, se subraya que esta innovación técnica y empresarial aborda un nuevo enfoque de reciclaje donde no solo se da solución a los residuos textiles complejos, sino que genera también materiales de alta calidad y un elevado valor económico. “El poliéster reciclado presenta una menor huella de carbono que el poliéster virgen y el ácido es esencial para la producción de PLA, que actualmente se erige en bioplástico más usado del mercado”, precisa Taroncher.

Equipo multidisciplinar

En el desarrollo del proyecto colaboran cuatro socios que representan los principales eslabones del sistema de innovación. El Consorcio Valencia Interior V3 se encarga de la recogida y pretratamiento de los residuos textiles, mientras que el equipo de especialistas de la Universitat de València liderará la separación selectiva de las fibras de algodón y poliéster mediante líquidos iónicos.

El reciclado de la fracción poliéster corresponde a la empresa textil Bespoke Factory Group y, por último, Aimplas, aportará su amplio conocimiento técnico sobre bioplásticos para lograr la producción de polímeros a partir de residuos de algodón.

Recimat se alinea con los ejes principales de la Estrategia Especialización Inteligente de la Comunitat Valenciana, S3, que coordina la Conselleria de Innovación, Industria, Comercio y Turismo. La iniciativa responde, asimismo, a las conclusiones del comité de especialistas en Economía Circular, que apuestan por una valorización más eficiente de los residuos mediante el desarrollo de sistemas inteligentes de recogida y clasificación de residuos sólidos, así como de alternativas al reciclado mecánico.

InfoSOS, por un mundo sostenible.