Pilar Bernabé: «El Gobierno apuesta por el Corredor Mediterráneo por ser una realidad imparable»

 La delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Pilar Bernabé, ha destacado la «realidad imparable» y la apuesta del Ejecutivo por el Corredor ferroviario Mediterráneo, con tramos como las conexiones del puerto de Castellón, de Alicante-San Isidro o la plataforma intermodal de Fuente de San Luis en València incluidos como prioritarios.

Bernabé ha afirmado que el Corredor es «una realidad imparable fruto del compromiso histórico de este Gobierno y de los distintos gobiernos socialistas», durante la reunión que ha mantenido con el Comisionado del Gobierno para el desarrollo del Corredor Mediterráneo, Josep Vicent Boira, al que también ha asistido la eurodiputada Inmaculada Rodríguez Piñero.

Han valorado el acuerdo de las instituciones de la Unión Europea para culminar la red básica de la Red Transeuropea de Transportes en el año 2030, y la inclusión de distintos tramos del Corredor Mediterráneo que discurren por la Comunitat Valenciana como proyectos prioritarios en la Red Transeuropea de Transportes.

Suponen «una gran noticia fruto del trabajo que hay que reconocerle al que ha realizado este esfuerzo», ha manifestado la delegada del Gobierno.

El Parlamento Europeo ha ratificado la revisión del Reglamento Transeuropeo de Transportes (RTE-T) para financiar la red básica de las infraestructuras europeas que permite añadir nuevas infraestructuras a la red básica.

Ello supone «importantes noticias» para el entramado del Corredor Mediterráneo a su paso por la Comunitat Valenciana: la conexión del puerto de Castellón, la conexión Alicante-San Isidro con el aeropuerto de L’Altet, la intermodal de la Fuente de San Luis en València o de Sagunto pasan a ser infraestructuras previstas en la red básica.

Bernabé ha destacado también otra buena noticia para los intereses del tejido empresarial valenciano, el pacto para que el Corredor Mediterráneo recupere su longitud máxima, llegando hasta la frontera con Ucrania, «convirtiéndose así en el único corredor transeuropeo que atraviese de oeste a este toda Europa».

El Gobierno de España, ha subrayado Bernabé, «ha atendido una vez más las reivindicaciones de la Comunitat Valenciana» y su apuesta por esta infraestructura ha supuesto «un antes y un después» con la movilización en cinco años de más de 5.800 millones de euros y la licitación de actuaciones por más de 4.300 millones.

Antes de la llegada de Pedro Sánchez al Gobierno, había un 60 % de los estudios previos del Corredor Mediterráneo realizado y el 45 % de las obras en marcha; hoy se ha completado el 100 % de estudios previos, más del 75 % de las obras está en marcha y el 85 % proyectado, ha manifestado.