Pradas presenta unos presupuestos realistas para proteger el medio ambiente y asegurar la llegada del agua

La consellera de Medio Ambiente, Agua, Infraestructuras y Territorio, Salomé Pradas, ha asegurado que las cuentas de su departamento para 2024 «son realistas para proteger el medio ambiente, asegurar la llegada de agua y generar desarrollo económico y social» . Pradas, que ha comparecido en las Corts Valencianes para presentar los presupuestos de su conselleria, ha señalado que las cuentas de 2024 “son el reflejo del compromiso con el futuro y el desarrollo de esta tierra, y con los ciudadanos que viven allí ”.

Durante su intervención, Pradas ha explicado que el presupuesto de su conselleria asciende a 633 millones de euros, “una cifra que representa un ajuste del 33,9 por ciento derivado del fin de los fondos europeos MRR, que en 2023 alcanzaron los 100 millones y los 200 millones del convenio con el Ministerio de Transporte, y que esta conselleria ya ha reclamado de nuevo, aunque sin respuesta”.

En el capítulo de Medio Ambiente, ha indicado que las partidas “buscan cuidar a los parques, las reservas y los espacios naturales; preservar la masa forestal tutelando su cuidado, y potenciar la conservación de la fauna y la flora”.

En este área, Pradas destacó una línea de 21 millones para gestión forestal y las inversiones directas de 1,18 millones para mejorar la recarga del nivel de agua de la Albufera. En este capítulo también ha destacado la creación de la Subdirección General de Caza, con la que -ha continuado- “desarrollaremos proyectos importantes, como el Plan de control de jabalíes, al que destinaremos 200.000 euros y que desarrollaremos en coordinación con la Federación de Caza de la Comunidad Valenciana”.

En el capítulo de Calidad y Educación Ambiental, la consellera ha anunciado inversiones en nuevas infraestructuras y obras de restauración ambiental que ascienden a más de 7,2 millones de euros, además de una partida de 650.000 euros para inversiones asociadas a la Red Valenciana de Vigilancia y Control de la Contaminación Atmosférica.

El área de urbanismo dispondrá en 2024 de 32,9 millones para los programas de urbanismo y ordenación del territorio y paisaje. “Se refleja una inversión real de 13,14 millones, un incremento de más del 500% que se justifica en el impulso de varios proyectos estratégicos. «Con esta partida cumplimos con nuestro compromiso de hacer nuestra tierra más competitiva y atractiva» ha recalcado.

La responsable de Medio Ambiente ha señalado que la Generalitat «cumplirá con su compromiso de que ésta será la legislatura del agua». En este sentido, ha indicado que las cuentas asegurarán «una defensa firme del agua, así como las infraestructuras hídricas necesarias».

Pradas ha detallado que la Dirección General de Agua cuenta con un presupuesto de 29,2 millones en proyectos que van desde una política activa frente al cambio climático, en línea con los objetivos de sostenibilidad incrementando la disponibilidad de recursos hídricos, hasta la ejecución de obras “olvidadas” durante años. «Daremos solución inmediata a las deficiencias en sistemas de saneamiento o que afectan a la protección del litoral», ha añadido.

En este capítulo, criticó que, en 2023, el Botánico presupuestaba 20,3 millones de inversión, de los que ejecutó tan sólo 1,35 millones, es decir el 6,65 por ciento. También ha añadido que la inversión en «nuevas infraestructuras de saneamiento y depuración de aguas residuales» cuadruplicará el gasto real de ejecución de 2023, y en el caso de nuevas infraestructuras de abastecimiento «duplica el gasto real de ejecución del actual ejercicio”.

Infraestructuras y proyectos urbanos: otros 20 millones de fondos propios

La consellera ha avanzado que el programa de nuevas infraestructuras de carreteras «refleja la redefinición y la nueva estrategia en las actuaciones en la infraestructura vial». Según ha explicado, “la inversión en 2024 se hace de acuerdo y es realista con los objetivos que se pueden acometer y que se corresponden con el estudio y la redacción de los proyectos de las nuevas infraestructuras, trabajando de modo sólido, eficiente y sin improvisaciones”. En este capítulo, ha subrayado que la aportación de fondos propios de la Generalitat para inversiones reales en infraestructuras se incrementa en 20 millones de euros, un 20 por ciento más que en 2023.

Entre las actuaciones que se prevén, Pradas ha mencionado los «grandes ejes transversales para potenciar la economía productiva». En la provincia de Castellón, el eje de la cerámica; en la provincia de Valencia, el eje de la CV-60, conectando las comarcas centrales con la costa, y en la provincia de Alicante, el corredor de la CV-95 Orihuela-Torrevieja. Las cuentas reflejan otros proyectos como el de las áreas de descanso para transportistas.

Las cuentas –ha añadido– “permitirán mejorar la capacidad y la seguridad vial de los accesos a nuestras costas, como las de Peñíscola o Jávea, ya puntos del interior, como Morella”. Otros de los proyectos consignados son la mejora de la seguridad vial, mediante la eliminación de travesías, en carreteras como la CV-50 en Tavernes de Valldigna o la CV-190 en Figueroles.

La ronda oeste de Castellón, la ronda sur de Elche o la generación de infraestructuras metropolitanas, como el Bulevar de la Plana y la prolongación del TRAM en Benicàssim, son otros de los proyectos que la consellera ha hecho valer.

Transporte y logística

Salomé Pradas ha indicado que su departamento trabaja para consolidar «una movilidad universal, más equilibrada, efectiva, segura y respetuosa con el entorno». En este capítulo ha mencionado la culminación de la línea 10 de Valencia.

En el caso de Alicante, la prolongación del TRAM, existiendo convenio con la ciudad de Elche para la llegada del TRAM.

Por último, cabe señalar que los presupuestos contemplan una aportación de 13,5 millones a Adif Alta Velocidad, para la ejecución del canal de acceso a la estación central de Valencia.