¿Qué es el biogás?

El biogas es un combustible renovable y sostenible que se obtiene a través del proceso de digestión anaerobia de residuos orgánicos, como desechos de agricultura, ganadería, residuos orgánicos urbanos y residuos industriales. Este proceso implica la descomposición de materiales orgánicos por parte de bacterias y arqueas en un ambiente sin oxígeno, generando una mezcla de gases, principalmente metano (CH4) y dióxido de carbono (CO2).

El metano, que constituye alrededor del 60% del biogás, es un gas que puede utilizarse como combustible para generar energía en forma de calor o electricidad. La recuperación y utilización de biogás es un proceso ecológico y eficiente, ya que reduce la emisión de gases de efecto invernadero al evitar la liberación de metano al ambiente y al mismo tiempo proporciona una fuente de energía limpia y renovable.

El biogás puede ser utilizado en diversas aplicaciones, como generación de electricidad en centrales eléctricas, calefacción y cocción en instalaciones industriales, residenciales y comerciales, así como en la propulsión de vehículos. Además, el proceso de producción de biogás también genera un subproducto, el digestato, que puede utilizarse como fertilizante orgánico en la agricultura, contribuyendo así a la sostenibilidad del medio ambiente.

InfoSOS, por un mundo sostenible.