Tera Batteries espera llegar a reciclar entre 120 y 150 baterías por día dentro de 5 años

La empresa alicantina Tera Batteries Recycling, dedicada a la reparación y reciclado de baterías de vehículos eléctricos, aspira a tratar dentro de cinco años entre 120 y 150 baterías al día, y en un futuro no descarta extender sus servicios fuera de España.

El consejero delegado de Tera Batteries, David Santiago, ha explicado en una entrevista a EFE los planes de la compañía, constituida en febrero de 2022 y nacida dentro del grupo de venta y distribución internacional mayorista de recambios originales para automóviles PCEX Automomotive, que inició su trayectoria en 2012 y que está presente en 37 países de cuatro continentes.

Tera Batteries se dedica a la reparación, reutilización y reciclaje de segunda vida de baterías de vehículos electrificados, y cuenta con dos líneas de actividad, por un lado la de reparación y por otro, la de desmantelamiento y valorización de las baterías, explica el consejero delegado de la empresa.

La primera se hará en un centro tecnológico de reparación de baterías y la segunda, en un centro piloto, que ha sido este año uno de las cinco iniciativas elegidas como proyecto estratégico para el territorio por la Generalitat.

El objetivo de esta planta piloto es la automatización de los procesos de desmantelamiento de las baterías y caracterizar sus componentes, explica Santiago, que señala que a partir de los que se extraen de ellas fabrican otros productos de «segunda vida» de las baterías para usos diferentes al automovilístico, como aplicaciones estacionarias y de almacenamiento energético.

Fabricantes de automoción, talleres y desguaces son los suministradores de las baterías y, a partir de los componentes de éstas que siguen sirviendo, se generan productos de segunda vida, que pueden ser utilizados por empresas solares y eólicas, indica Santiago, que subraya el potencial de negocio dada la importante presencia de grupos automovilísticos en Europa y la existencia en España de 47.000 talleres y cerca de 1.200 desguaces.

David Santiago explica que Tera Batteries Recycling, nacida en febrero de 2022, está aún en una etapa de inversión, de puesta en marcha de su planta piloto, y ha explicado que hay una inversión prevista de 1,2 millones de euros entre 2023 y 2024, pero las inversiones se irán amoldando a las necesidades del mercado.

El consejero delegado de Tera Batteries indica que ahora necesitan volumen de baterías y éste va a ir llegando poco a poco, pero con el que hay actualmente sirve para poner en marcha la actividad e ir trabajando, y establecer todos los procesos necesarios.

Añade que los vehículos híbridos, híbridos enchufables y 100 % eléctricos están ganando cada año una mayor cuota de mercado y es cuestión de tiempo que haya que abordar la problemática del reciclaje de las baterías, algo que se va a producir en el periodo de 2023 a 2030.

David Santiago dice que poner en marcha todas las etapas de automatización de la planta piloto llevará un tiempo pero, conforme vaya acercándose el volumen previsto, se pasará de una etapa más manual en la actividad, a otra semiautomática y finalmente a la de la automatización completa de la planta piloto, que será redimensionable en función de las necesidades del mercado.

«Contamos con un periodo de trabajo de cinco años para poder redimensionar esa planta», dice Santiago, que señala que quieren poner a disposición sus servicios en países de la UE y de fuera de la UE para poder también recepcionar baterías de allí.

David Santiago explica que han tenido contactos con empresas de países del continente americano interesadas en la instalación de la planta piloto, por ejemplo de México, pero ahora necesitan «afinar» y poner en marcha primero la actividad en España, con la planta piloto inicial.

«Está dentro de los planes, pero en la primera etapa lo que tenemos que hacer es conseguir la optimización de la planta piloto en el territorio nacional y después nos plantearemos exportar el modelo de negocio», dice Santiago.