Treinta compañías eléctricas mundiales se unen para «impulsar la transición energética»

La compañía eléctrica EDP ha anunciado, en el marco de la Cumbre del Clima COP28 celebrada en Dubái, la creación de una alianza de empresas eléctricas mundiales con el objetivo de impulsar la transición energética.

Según EDP, en esta “Alianza Utilities for Net Zero” (UNEZA), formada por treinta socios, se han integrado «empresas líderes en servicios públicos», entre las que figuran Iberdrola, Enel, Engie o RWE, además de EDP.

También se han integrado en la nueva alianza la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA) y  los denominados Campeones Climáticos de Alto Nivel de la ONU.

Rui Teixeira, director financiero de EDP, ha asegurado en la COP28 que «las empresas de servicios públicos como EDP están liderando este viaje transformador, que requiere de importantes inversiones y colaboración para cumplir los objetivos climáticos descritos en el Acuerdo de París».

Según EDP, esta alianza tiene como objetivo lograr un futuro neto cero en 2050, además de  promover redes para una energía renovable y el despliegue de energía limpia.

“Es crucial adoptar y acelerar el uso de energías renovables, lo que requiere esfuerzos colectivos para superar los desafíos actuales de la modernización y mejora de las infraestructuras de las redes eléctricas, las líneas de transmisión y distribución”, ha afirmado Teixeira.

El director financiero de EDP considera que “la emergencia de la transición energética pone de relieve la relevancia de triplicar la capacidad de energía renovable para 2030 como el medio más viable para mantener el límite de 1,5°C” (de calentamiento global).

Para Razan Al Mubarak, defensor de alto nivel de la ONU sobre cambio climático para la COP28, “las empresas de servicios públicos desempeñan un papel crucial en la implementación de medidas de mitigación que alineen el desarrollo global con un futuro neto cero y son fundamentales para un sistema energético futuro que esté en armonía con la naturaleza y el entorno”.

Además, ha invitado a las empresas de servicios públicos de todo el mundo a unirse a esta alianza nacida en la COP28.

Su plan de acción se centrará en cuatro ejes: movilización de capital, eliminación de riesgos en la cadena de suministro, desarrollo de talento y facilitar el apoyo normativo.

El director general de IRENA, Francesco La Camera, ha destacado la necesidad de “triplicar la capacidad de energía renovable para 2030” como la forma más realista de mantener vivo el 1,5°C.

EDP, que tiene un acuerdo de colaboración con la Agencia EFE para la distiribución de contenidos, también se ha unido  a la campaña 3xREnovables, impulsada por GRA (Alianza Global por las Renovables) para pedir a los gobiernos que se comprometan con el objetivo de triplicar la capacidad global de energía renovable hasta los 11.000 gigavatios (GW) hasta 2030.0

A esta iniciativa se han sumado más de 200 entidades, entre las que figuran algunas como encuentran Iberdrola, Engie, Orsted, SSE, Vestas, MASDAR, Google o Amazon.

Además, EDP ha suscrito el compromiso “Fossil to clean”, del que forman parte 131 empresas que recaudan casi un trillón de dólares, para eliminar progresivamente los combustibles fósiles, y se ha adherido a la Carta Abierta de la Alianza de los Líderes Climático Empresariales del Foro Económico Mundial, enviada a los grades decisores mundiales y que pretende acelerar la acción climática.