Valencia Verde analiza cómo deben ser las viviendas urbanas del futuro en materia energética

La ciudad de València, a través de la Fundació València Clima i Energia, ha sido seleccionada por la Comisión Europea, junto con otras seis ciudades españolas, para desarrollar el proyecto europeo Urbanew, de H2020 y la red NetZeroCities.

Este proyecto tiene una financiación europea de 1,5 millones de euros hasta mayo de 2025 y en València lo lidera la Fundació València Clima i Energía que se encargará de redactar un plan piloto de rehabilitación energética de un edificio público de propiedad municipal que servirá para inspirar otras intervenciones similares en otras edificaciones públicas y privadas para hacerlas sostenibles.

El objetivo de Urbanew es impulsar una transformación sistémica de las técnicas y los materiales de construcción residencial y la mejora de la eficiencia energética en las ciudades europeas con el objetivo de reducir la huella de carbono en el sector y afrontar así el desafío que supone el calentamiento global en las ciudades.

Así y gracias a la financiación del proyecto Urbanew, las ciudades de València, Madrid, Barcelona, Sevilla, Vitoria-Gasteix, Zaragoza, Valladolid y Soria promoverán conjuntamente acciones para fomentar la rehabilitación energética y la sustitución de materiales de construcción, fomentando el uso de materias primas locales con baja huella de carbono y fomentando el despliegue de energías renovables bajo modelos de autoconsumo y comunidades energéticas.

En este sentido, el concejal de Mejora Climática y Transición Energética, Carlos Mundina, ha destacado que en València “trabajamos para reducir drásticamente las emisiones de gases de efecto invernadero, garantizando al mismo tiempo que los esfuerzos de descarbonización sean equitativos y contribuyan al bienestar de los vecinos. Lo hacemos estudiando casos de éxito en otras ciudades y mostrando al resto de Europa las cosas que funcionan aquí”.

En la Unión Europa, las urbes albergan al 75 % de los ciudadanos y ciudadanas de esta zona y representan más del 70 % de las emisiones globales de CO2. Tanto en Europa como en todo el mundo, las ciudades tienen ante sí el reto de hacer compatible una gran concentración de población con la implementación de políticas de sostenibilidad y uno de los principales desafíos es afrontar la transición energética.

Según ha apuntado Mundina, “las ciudades son parte del problema, pero también son parte de la solución. Son grandes emisoras de gases efecto invernadero, pero también son centros de actividad económica, generación de conocimiento, innovación y nuevas tecnologías. En València queremos aprovechar toda nuestra capacidad de innovación y empezar a pensar cómo deben ser las ciudades del futuro”.

Además, el concejal ha recordado que València es Capital Verde Europa 2024 y es una de las primeras ciudades europeas en recibir el sello de Ciudad Misión, “un título que reconoce el compromiso climático y liderazgo de la ciudad en la reducción de emisiones”. Este título reconoce el plan de acción recogido en el Acuerdo Climático de la ciudad, por el cual se compromete a reducir las emisiones de CO2 en un 80 % y alcanzar la neutralidad climática en 2030.

InfoSOS, por un mundo sostenible.