La EMT de Valencia compra 57 nuevos autobuses eléctricos e híbridos por cerca de 30 millones de euros

A finales del 2024 llegarán a EMT Valencia 26 autobuses eléctricos y 31 híbridos articulados. Un total de 57 nuevos autobuses por un importe de 29.489.354 euros. El Consejo de Administración de la Empresa Municipal de Transportes ha aprobado la compra de estos nuevos vehículos, fundamentales en la apuesta de la compañía municipal hacia la plena sostenibilidad.

Los 26 autobuses eléctricos estándar se adjudican por un importe total de 15.340.000 euros (IVA no incluido), una cifra de más de 300.000 euros por debajo de la licitación, tras analizar las ofertas presentadas por otras seis empresas punteras del sector. Y los 31 híbridos articulados se adjudican por un importe total de 13.795.000 euros (IVA no incluido), también 300.000 euros por debajo de la oferta de licitación, tras analizar las ofertas presentadas por otras cuatro empresas.

Cada autobús eléctrico cuesta alrededor de 600.000 euros y un híbrido articulado ronda los 450.000 euros. Pero el Ayuntamiento de València “apuesta firmemente por la movilidad más sostenible y por convertir a la EMT en la referencia más sólida en el transporte de viajeros en la ciudad. Apostamos por el tren del futuro y vamos a situarnos claramente al frente de los patrones del transporte público más sostenible y más respetuoso con el medio ambiente”, ha afirmado el concejal de Movilidad y presidente de EMT, Jesús Carbonell.

La Empresa Municipal de Transportes apuesta de esta forma por el proceso de modernización de su flota. A finales de 2024 dispondrá de un total de 48 autobuses eléctricos y 285 híbridos. Con la compra planteada para la incorporación de nuevos medios no contaminantes, un 68 % de los autobuses serán eléctricos o híbridos y un 32 % de biodiesel o diésel.

De esta forma se reducirá considerablemente la edad media de la flota de autobuses de EMT Valencia, que pasará de los 9,16 años actuales a los 8,2. El 60 % de la flota tendrá una edad media menor a 5 años. En ciudades como Sevilla o San Sebastián la edad media se sitúa en el 9,8 y 8 respectivamente. Madrid está en el 4,55 y Barcelona en el 6,5.

“El objetivo de la EMT es ir renovando la flota para acabar siendo un 100 % eficiente a nivel medioambiental, un proceso que requiere numerosas inversiones en los futuros ejercicios para poder renovar los cerca de 500 autobuses. Obviamente no será rápido, pero es nuestra apuesta y vamos a mantenerla durante los próximos años”, ha subrayado Carbonell.

Récord de viajeros en 2023

El Consejo de Administración de EMT Valencia ha analizado también el balance final de viajeros del 2023 que ha superado la barrera de los 100,8 millones de pasajeros. Una cifra que representa 23 millones más de pasajeros que en 2022, un 30 % por encima, y 3,6 millones más que en 2019, año anterior a la pandemia.

Las cifras alcanzadas por la compañía municipal son las más altas de los últimos 15 años. Y sólo se han superado con anterioridad en 2006 con 103,6 millones de validaciones, y en 2007 con 102,5 millones de viajes.

Por periodos, en 2023, los últimos cuatro meses han registrado el mayor aumento de viajeros. De enero a junio, el crecimiento de la red de EMT, en comparación con 2019, era sólo del 0,2 %. En cambio, durante el segundo semestre el aumento se ha situado en el 7,4 % en comparación con el año anterior a la pandemia. Cabe recordar que desde el pasado mes de junio el Ayuntamiento ha autorizado la contratación de un total de 93 nuevos conductores para acabar con la falta de personal heredada del anterior gobierno municipal, que había obligado a suspender hasta 1.358 servicios en los meses de julio y agosto, y otros 1.000 entre enero y julio. Con las 93 nuevas incorporaciones la compañía ha alcanzado la cifra histórica de 1.345 conductores y conductoras.

Plan director 2025-2030: nuevos patrones y cambios en la movilidad

De la misma forma la Empresa Municipal de Transportes también ha adjudicado el Plan director 2025-2030 por 261.037 euros (IVA no incluido), más de 100.000 euros por debajo de la licitación. Se trata de un estudio en profundidad de los nuevos segmentos de movilidad a todos los niveles que marcará el itinerario de la entidad para los próximos años.

En los tres últimos años se han multiplicado los nuevos hábitos en los desplazamientos de la población, tanto en el trabajo como en el ocio. Han aumentado los usuarios de movilidad personal, patinetes y bicis, ha entrado en servicio una nueva línea de tranvía y se prevén nuevas rutas también en metro, entran en escena nuevos desarrollos urbanísticos y se ha incorporado la tarjeta SUMA que permite usar cualquier modo de transporte al mismo coste y con los transbordos bonificados.

Todo ello señala un cambio notable en los parámetros de movilidad y de ahí la necesidad de un Plan director que indique el camino de EMT para los próximos años. “Queremos conocer en profundidad los nuevos hábitos para atender mejor las necesidades de los ciudadanos”, apunta el concejal de Movilidad, Jesús Carbonell. “Es vital saber qué medidas son necesarias para conseguir una red de EMT que se adapte a las necesidades reales de la población y que permita un incremento de los desplazamientos en la misma”.

El Consejo de Administración de EMT Valencia ha analizado también las cuentas del 2023. Los ingresos de la compañía municipal han aumentado un 17 %, llegando a la cantidad de 43,7 millones de euros por venta de billetes. Y por la publicidad que se inserta en los autobuses y marquesinas, EMT ha ingresado 2,1 millones de euros, 700.000 euros más que el año pasado.

InfoSOS, por un mundo sostenible.