AIMPLAS avanza en nuevas tecnologías para la descarbonización y la transición energética de la industria y el transporte

AIMPLAS, Instituto Tecnológico del Plástico, avanza en nuevas tecnologías para la descarbonización y la transición energética de la industria y el transporte, a través de dos proyectos de investigación y desarrollo financiados por el Instituto Valenciano de Competitividad e Innovación (IVACE+i) y los fondos FEDER.

A través del proyecto de investigación H2MAP, AIMPLAS aborda nuevas tecnologías sostenibles de producción de hidrógeno verde, como alternativa al de origen fósil, así como su transporte y distribución de forma segura y eficiente. Todo ello para reducir las emisiones de gases contaminantes y minimizar los impactos ambientales.

El hidrógeno renovable es una solución sostenible clave para la descarbonización de la economía. Está llamado a ser un valioso vector energético, es decir un medio para almacenar y transportar energía, por ejemplo, para la industria intensiva en hidrógeno, procesos de alta temperatura o el transporte pesado de larga distancia, transporte marítimo, transporte ferroviario o aviación.

Según ha explicado Jaime Lozano, investigador en construcción y energías renovables en AIMPLAS, “este proyecto se centra en la generación de hidrógeno desde un punto de vista innovador, mediante catalizadores y a partir de amoniaco, y en su transporte mediante tuberías de materiales poliméricos que permitan distribuirlo sin pérdidas significativas. Así apostamos por la investigación en nuevas tecnologías encaminadas a la descarbonización y la electrificación de la industria, así como por el uso de energías limpias para avanzar hacia la transición energética industrial”.

El proyecto H2MAP es un proyecto en colaboración con empresas de la Comunitat Valenciana que muestran inquietud por el impacto medioambiental y económico que tienen las fuentes de energía no renovables y que, por tanto, se interesan por el desarrollo de tecnologías sostenibles capaces de satisfacer sus necesidades, limitando la dependencia fósil y las emisiones asociadas a la generación de energía. Las empresas Plastire, Porous Materials in Action y Reboca participan en este proyecto de investigación que apuesta por abordar la problemática actual del elevado coste energético como consecuencia del encarecimiento del petróleo y el gas, reduciendo al mismo tiempo la dependencia de estos recursos.

Separación, captura y valorización de CO2

Por su parte, junto con el Instituto de Tecnología Cerámica (ITC-AICE), AIMPLAS está trabajando en el proyecto CUCO2 en el diseño y validación de un sistema de captura para el dióxido de carbono (CO2) presente en los gases de combustión de los diferentes equipos del proceso de fabricación cerámica. Además, se definirán las modificaciones necesarias que deban realizarse en el sistema para adaptarlo a la captura de CO2 en corrientes procedentes de otros procesos industriales distintos al cerámico, y se analizarán las posibilidades de reutilización del CO2 capturado.

En palabras del investigador en descarbonización en AIMPLAS, Adolfo Benedito, “el proyecto CUCO2 se enmarca dentro de la transición energética y la economía circular, al promover la descarbonización de la economía mediante la captura, separación y reutilización del CO2 generado por las emisiones industriales del tejido empresarial de la Comunitat Valenciana, en especial en el sector cerámico de producción de baldosas, así como en otros sectores industriales, como, por ejemplo, el sector de valorización de residuos”.

El prototipo de captura estará formado por dos elementos principales: un sistema de pretratamiento de los gases industriales, y el propio sistema de captura, en el que se combinarán varias tecnologías con el objetivo de favorecer y maximizar la captura de CO2. CUCO2 aborda la separación, captura y valorización del CO2 desde un punto de vista innovador mediante el desarrollo de tecnologías y materiales con características avanzadas basadas en la implementación de un equipo diseñado específicamente para tratar a tiempo real las corrientes gaseosas del sector industrial, la validación de materiales novedosos que serán implementados en dicho prototipo para llevar a cabo la captura eficiente del CO2 y el desarrollo de nuevos sistemas catalíticos y catalizadores para la obtención de productos de alto valor añadido para la industria química tales como metanol, etileno y polímeros.

Las empresas Keraben, Grupo Euroatomizado, BluePlasma Power y Laurentia Technologies participan en este proyecto que da continuidad a las actividades llevadas a cabo en el proyecto CapturO2, que finalizó en 2023, y en el que se iniciaron las primeras actividades focalizadas en analizar las posibilidades de captura de CO2 de las corrientes gaseosas procedentes del proceso de fabricación cerámico.

InfoSOS, por un mundo sostenible.